Con la llegada de cada 1 de abril a la gran mayoría de españoles le llega la obligación de realizar la declaración de la Renta del ejercicio fiscal del año anterior. Un plazo que dura hasta finales de junio y que para muchos, más que una forma de aclarar cuentas al estado, supone una lotería tan temida (para quienes les sale a pagar) como esperada (para quienes le salen a devolver) pero, en términos medios, ¿Cómo se hace la declaración de la Renta en España? Lo desgranamos a partir de una encuesta realizada a 3000 contribuyentes realizada por el portal económico iAhorro.

Declaración de la Renta en España: principales dificultades

 

A pesar de que cada vez son más las facilidades que el Ministerio de Hacienda ofrece para este comedido, la principal dificultad a la que se enfrenta más de la mitad de los españoles obligados a declarar es la falta de conocimientos fiscales, lo cual lleva que una proporción similar (6 de cada 10 contribuyentes) se fíen sin más de los datos que le aparece en el borrador.

Este desconocimiento tiene como principal consecuencia que cerca de la mitad de los consultados (47%) solo se preocupe por los datos fiscales al momento de realizar la declaración. Tan  solo el 27% se preocupa de un balance anual que permita cuadrar la declaración (ni a pagar, ni a devolver) y un 26% se interesa por mejorar su fiscalidad.

Estos porcentajes tienen su reflejo también en la forma en la que presentamos la Renta, donde el 71% de los encuestados se fía completamente de los datos que aparecen en el borrador, el 15% consulta a un experto y solo el 13,6% comprueba los datos antes de presentarla.

Todo ello pese a que la mayoría de los españoles tendrán como resultado una declaración a devolver (3 de cada 4: 14,31 millones frente a los 5,16 que tendrán que pagar), lo cual tendrá como consecuencia en la economía española que este año se ingresen 10.468 millones de euros a la par se devuelven 10.648 millones de euros.

 

 

Declaración de la Renta en España: datos clave

 

El primer dato a tener en cuenta a la hora de realizar la declaración correspondiente a 2018 son sus fechas límite para la presentación.

 

  • Comienzo de campaña: 1 de abril
  • Finalización de campaña para quienes le sale a devolver: 26 de junio
  • Finalización de campaña para resto de contribuyentes: 1 de julio

 

¿Y a qué circunstancias debemos prestar más atención a la hora de presentar la declaración? Dos son los factores claves: los datos que nos permiten realizar deducciones (reducir la cantidad a pagar o solicitar la devolución) y aquellos que agravan la cantidad a aportar al estado.

En el primer grupo englobaríamos pagos por vivienda adquirida antes del 1 de enero de 2014, contratos de alquiler firmados en las mismas fechas, cambio de circunstancia familiar (matrimonio, nacimientos, defunciones, etc.), deducciones autonómicas y pagos a ONGs, asociaciones, etc.

En el segundo sobre todo ingresos fuera de la nómina común (trabajos como autónomo o donde intervengan más de un pagador, remuneración por alquiler de propiedades, etc.) y, atendiendo exclusivamente a ésta, que el porcentaje aportado mensual de IRPF sea consecuente con el monto recibido. Así, contar con una retención del 2% en nóminas que superen los 22.000 euros nos debe causar «extrañeza» y con toda seguridad producirá que tengamos que pagar a Hacienda. Retenciones entre el 12 y el 16% en estos casos sería lo habitual.

Por ello, una buena práctica que debemos realizar antes de que llegue este momento es revisar nuestras nóminas y consultar con el departamento fiscal o de Recursos Humanos de nuestra empresa, nuestra situación como contribuyentes.

¿Cómo hacemos la declaración de la Renta en España?
5 (100%) 1 vote