De los países de Europa, España se vislumbra en la mira de las inversiones en materia inmobiliaria en el año 2019. Alrededor de 10.000 millones de euros se estiman sean los fondos destinados al sector, consolidando este país como un atractivo mercado.

En los últimos cinco años, los volúmenes de inversión han sido considerables, pero con una amplia tendencia al alza. Al menos, así lo asegura la consultora inmobiliaria CBRE, en un informe sobre tendencias del mercado inmobiliario.

Tan solo en 2018, la inversión en el sector inmobiliario alcanzó los 18.748 millones de euros, es decir, 5.900 millones más que el año anterior, que en teoría era el mejor luego de la crisis del año 2008.

Diferentes factores son los que juegan a favor de España como destino para la inversión. Más allá del positivismo de los locales, está el de los foráneos que aseguran que, si la oferta fuese mayor, la inversión sería igualmente superior.

Las principales ciudades de España, Madrid y Barcelona, figuran entre las que reunieron en 2018 mayor foco de inversión, la primera con 6.649 millones de euros invertidos y la segunda con 1.973 millones, pero este año aumenta la expectativa.

El informe puntualiza que unos 4.000 millones de euros, en ambas localidades, fueron producto de operaciones corporativas, los cuáles muy probablemente sean difíciles de superar en el 2019 pues es escaso el producto en el mercado. Si la situación fuese inversa, sin duda lo superaría porque los fondos internacionales tienen un elevado interés de invertir en lugares de categoría premium.

 

El sector hotelero escala posiciones

 

El ramo hotelero ha despertado atención en los últimos años. En 2018 registró 3.941 millones de euros en transacciones. La actividad se ha manifestado especialmente en las Islas Canarias, ubicando a esta ciudad como la tercera en atractivo turístico por debajo de las acostumbradas Madrid y Barcelona, y por encima de Andalucía, Baleares y País Vasco.

Desarrollando el análisis por sectores, el informe afirma que las oficinas lideran la inversión con transacciones que rondan los 4.451 millones. Continúa el retail, que pese al impacto generado por el comercio electrónico acumuló 4.269 millones que fueron destinados a consolidar la presencia de grandes marcas en lugares clave de las grandes ciudades. Incluso, en el sector denominado “high street”, se destinaron 1.600 millones.

En el área residencial, apartando inversiones para uso propio, se invirtieron más de 4.233 millones en 2018. En definitiva, la gran diversidad de sectores hace de España un mercado propicio y seguro para la inversión, donde el retail y las oficinas evolucionan de manera constante, con la incorporación del sector hotelero que se han convertido en tendencia.

 

Protagonistas internacionales en la inversión inmobiliaria en 2019

 

Sin duda alguna, los inversores internacionales son los grandes protagonistas de esta historia, pues dominaron el 65% de fondos invertidos en el mercado, seguidos de las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimis) que acapararon el 23%, y los operadores españoles que registraron 11%.

Resalta sobre todo la inversión procedente de Estados Unidos, que invirtió un 66% de capital en el sector inmobiliario de España y en el cual tiene una importante participación el fondo Blackstone como banco inversor, a quienes se le debe la compra de la cartera de activos inmobiliarios del Banco Popular, así como también otras operaciones de gran envergadura.

 

Madrid, centro de la inversión extranjera

 

Según datos del registro oficial del Ministerio de Economía, el 85 % de la inversión de otros países se queda en Madrid. El balance reza que entre los nueve primeros meses del año, el grueso de las inversiones recibidas se destinó al almacenamiento y actividades de transporte, en segundo lugar, el suministro de energía eléctrica, gas y aire (9,8%), seguido de proyectos inmobiliarios (9,5%), de ingeniería civil (7,2%) y construcción de edificios (6,1%).

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, asegura que “todo tiene que ver con la competitividad y la seguridad jurídica”, hechos que a su juicio abonan el terreno para que los inversores aporten dinero y continúen generando crecimiento económico y empleo en España.

España, próspera para la inversión inmobiliaria en 2019
5 (100%) 2 votes