La respuesta más inmediata a esta pregunta es bien sencilla: publicidad. Una vez dicho esto lo sabemos: acabas de comenzar en el mundo de la emprendeduría y todo son gastos, gastos y más gastos. Lo que menos te apetece es sumar a la inversión una campaña publicitaria… Pero tranquilo, hay formas y formas de publicitar tu negocio, y más con las posibilidades que el mundo 2.0 ofrece a tu alcance.

Si algo ha traído de bueno entre otras cosas la digitalización es que ofrece posibilidades totalmente escalables a tu posición económica y a tu ambición por captar clientes: desde anunciarse en Google Maps hasta toda una campaña de marketing online que lleve tu negocio a todos los rincones: ¿cómo hacerlo con el mínimo presupuesto?

Google Anuncions - localiza.me

Imagen: audienciaelectronica.com

 

Campañas de posicionamiento local

Lo dicho: no por escuchar el nombre de “campaña de marketing” debes gastar miles y miles de euros en una publicidad que ni siquiera tienes al 100% seguro que puedas rentabilizar. No por su fiabilidad (alta en el caso de la publicidad online al permitir un seguimiento mayor y más específico de las campañas), sino porque lo que necesitas en los comienzos es poder ir paso a paso y seguro de cada acción.

Por ello, el posicionamiento local te permite no solo reducir gastos, sino también ser más exactos y más certeros con el público que te interesa alcanzar.

Esto es posible ya que, al anunciarte directamente a quienes se encuentran en un radio determinado alrededor de tu negocio, estarás impactando directamente a quienes están en disposición de poder visitar tu local y descartarás a quienes por su localización, optarán por otros locales que les son más cercanos.

 

Buena reputación y buenos embajadores

Tu publicidad puede ser certera y perfectamente amortizada, pero tus clientes (aquellos que ya han usado tus servicios) son no sólo quienes tienen la última palabra, sino también quienes la difunden.

La digitalización también ha traído de bueno (o de malo, según el prisma con el que se mire) el facilitarle al usuario las herramientas y el poder no sólo de decidir, sino de opinar y puntuar aquellos que lo hacen bien o mal.

Por ello, no sólo te debe preocupar ser visible a tus posibles clientes en internet, sino también que todo lo que se vea, sea positivo e invite a conocer tu local. ¿Y cómo conseguirlo? Primero con un servicio y una atención a la altura, pero también gracias a invitar a tus clientes satisfechos a que tengan un espacio donde ofrecer sus impresiones, tener ficha de empresa en diferentes portales, ser activo en redes sociales, etc.

 

Estar donde tienes que estar y cuando debes estar

Todo lo descrito hasta ahora se resume en esta máxima: que nuestro local esté donde tiene que estar y se haga visible cuando alguien que pueda ser nuestro cliente, le surja la necesidad que le cubrimos.

Por ello, en esta fase embrionaria pero también una vez nuestro negocio marche “sobre ruedas”, nuestra preocupación debe ir enfocada a que ante una acción tan sencilla como cotidiana como resulta coger nuestro Smartphone y buscar “ferretería cercana”, “floristería cercana”, etc., el nombre de nuestro negocio aparezca si no el primero, en una posición visible como para que nos visiten de inmediato.

¿Qué necesitas para que tu nuevo negocio llegue a tu público objetivo?
2.5 (49.73%) 37 votes