Luego de dos años de estabilidad, las empresas consideran que este inicio de 2019 del que ya llevamos cumplido un trimestre, ha resultado más complicado a nivel económico que el último trimestre de 2018. Tales aseveraciones incitan al ahorro, desde las empresas hasta los hogares.

Los datos del INE revelan que para este nuevo año, existen más empresas pesimistas que optimistas respecto a la evolución de su negocio visto lo sucedido en enero, febrero y marzo. Los rumores de la desaceleración española comienzan a evidenciarse en la confianza de los empresarios.

 

Perspectivas del presupuesto de los españoles para 2019-2020

 

El bienio 2019-2020 se augura con un crecimiento moderado, en torno al 2%. No obstante, una de las mayores preocupaciones de la población se inclina a la corrección de las desigualdades en el tema de las oportunidades y la distribución de la riqueza, a lo que aún no se le conocen medidas de impacto.

La tasa de ahorro arrancó al mínimo, dejando un margen leve para que los hogares  aumenten su consumo por encima de los ingresos.

 

Gastos constantes domésticos: cómo quedarán durante 2019

 

La llegada de enero supuso el aumento o disminución del valor de algunos bienes o servicios. Los españoles deben estar preparados, aunque el aumento del salario mínimo interprofesional subió de 735,9 euros a 900 al mes desde el primer día de 2019, una medida que favorece a 2,5 millones de trabajadores.

Asimismo, las pensiones subieron de 1,6% a 3, para más de 10 millones de beneficiarios. En 2019 la subida salarial se llevará a 3% cifra que dependerá de la productividad de la empresa en un uno por ciento, mientras el dos restante se mantendrá fijo.

Todo esto para hacer frente a, en primer lugar, la subida de los carburantes a 4,8 céntimos por litro. Los billetes de los trenes a media distancia aumentará en un 3,5% y los de Avant  un 7%.

El Ministerio de Fomento subió el precio de sus autopistas un 1,67% de media. Los peajes que dependen de la Generalitat también suben en un 2,2%. Las tasas aeroportuarias de Aena se mantienen congeladas para 2019, al igual que la tarifa regulada de la luz (conocida como Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, la más común en los hogares) que no varía respecto al año anterior.

En lo que se refiere a los medicamentos, 1.277 bajaron de precio al inicio de año, al establecerse La Orden de Precios de Referencia 2018. El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos hace hincapié en que esta medida supone que las farmacias facturarán 88 millones de euros menos.

Las hipotecas españolas continuarán su crecimiento en su regreso a tasas positivas, luego que desde febrero de 2016 se encontraban en terreno negativo. Esto encarecerá las que próximamente estarán sujetas a revisión.

El terreno de la vivienda será uno de los más costosos, puesto que sus precios continuarán en alza y el sector inmobiliario sigue en auge. La subida se ubica entre el 3% y el 4%, de acuerdo con la consultora inmobiliaria CBRE, aunque otros lo elevan un poco más.

En materia de telefonía, los españoles también tendrán que hacer un ajuste. Movistar fue la primera en anunciar un aumento de sus tarifas, mientras sus competidores Vodafone y Orange aún no tratan el tema, pero es bien sabido que lo hacen tiempo después.

Aunque se espera por la negociación en torno a los Presupuestos Generales del Estado se pudo conocer que el importe que pagan año tras año los dueños de locales, terrenos y viviendas por el impuesto de bienes inmuebles (IBI) descenderá de media un 1,92% a partir del primer mes de 2019. Sin embargo, los municipios son libres de subirlo hasta el 5% y de reducirlo un 2%.

Las novedades en el presupuesto de los españoles para 2019
Rate this post